7 jun 2023
3 mins

Qué es una tarjeta de débito virtual y por qué interesa a tu empresa

tarjeta de débito virtual
Resumen

Una tarjeta de débito virtual, almacenada en el wallet del teléfono móvil, ofrece un acceso instantáneo a los fondos de una cuenta bancaria para pagos o retiros de efectivo. Estas tarjetas son seguras, cómodas y se emiten rápidamente de forma online. Son ideales para empresas, ya que facilitan la gestión de gastos, permiten un control eficiente del presupuesto y mejoran la seguridad en las transacciones. Con Payhawk, las empresas pueden emitir estas tarjetas, tanto físicas como virtuales, integrándolas en un sistema de gestión de gastos para una administración financiera más ágil y eficaz.

Índice

    Qué es una tarjeta de débito virtual

    En general, la utilización de una tarjeta implica la disposición de dinero por nuestra parte bien para hacer un pago o bien para realizar una retirada de fondos de un cajero automático.

    Cuando hablamos de tarjetas de débito virtuales estamos haciendo referencia a dos características independientes: por un lado el hecho de que sea de débito nos informa de la manera en la que se va a disponer de los fondos, y por otro, su naturaleza virtual indica cuál es su formato.

    Veamos, por separado, qué significa cada uno de estas propiedades

    Tarjetas de débito, crédito y prepago

    En función de la manera de disponer del dinero, las tarjetas pueden ser:

    • Tarjetas de débito: Son aquellas que están vinculadas a una cuenta bancaria y de la que se descuenta el importe directamente al utilizarlas. Por tanto, es necesario que en la cuenta haya dinero suficiente en el momento de la operación para que se pueda hacer el cargo de la tarjeta.
    • Tarjeta de crédito: La entidad financiera concede un crédito por un importe determinado que se puede ir utilizando y en la fecha prevista se hace un cargo en la cuenta a la que está asociada por la cantidad total de la que se ha dispuesto. Solo en ese momento es cuando es necesario que haya saldo suficiente en el banco.
    • Tarjeta de prepago: No está directamente vinculada a ninguna cuenta bancaria sino que se recarga con los fondos que se desee antes de hacer uso de ella. Es decir, no podrás hacer ningún pago si previamente no has enviado dinero a la tarjeta. A partir de ahí, cada importe del que dispongas se irá restando y siempre con el límite del saldo que vaya quedando.

    También te puede interesar:

    Qué es una tarjeta virtual

    Atendiendo al formato, las tarjetas pueden ser físicas, digitales y virtuales.

    Las físicas no plantean ninguna duda: son de plástico y hay que tenerlas a mano para poder hacer uso de ellas.

    Las demás pueden generar algo de confusión:

    Diferencia entre tarjetas virtuales, digitales y desechables

    Las tarjetas virtuales, las digitales y las desechables no tienen entidad física sino que funcionan de manera online:

    Tarjetas virtuales
    Se almacenan en el wallet del teléfono móvil, tiene su propio número y demás datos y se puede pagar con ellas en cualquier tipo de establecimiento físico u online. También se pueden utilizar para retirar dinero en los cajeros automáticos que dispongan de “contactless”.

    Tarjetas digitales
    Son una copia de las tarjetas físicas por lo que tienen el mismo número, fecha de caducidad y CVV, pero a diferencia de ellas, se almacenan en el wallet del teléfono móvil. Su utilización es similar a la de las virtuales.

    Tarjetas desechables
    Son tarjetas virtuales pero de un solo uso.

    Qué es una tarjeta de débito virtual

    Teniendo en cuenta todo lo anterior:

    Una tarjeta de débito virtual es aquella que tiene formato online y que está conectada a una cuenta bancaria, de forma que los pagos o retiradas de efectivo que se realicen se cargarán de forma instantánea en ella haciendo necesaria la existencia de saldo previo suficiente.

    A diferencia de las tarjetas digitales, no se trata de la copia de una tarjeta física sino que es una tarjeta única y original con su propio número, fecha de caducidad y CVV.

    Y mientras que con las tarjetas de crédito la entidad financiera pone a disposición del titular un importe máximo del que puede disponer y que tendrá que devolver en un momento determinado en las tarjetas de débito es necesario que haya saldo suficiente en la cuenta a la que están vinculadas porque el cargo se realiza en el momento de llevar a cabo la operación.

    Mejora tu cierre mensual y el cierre del ejercicio

    Cómo funciona una tarjeta de débito virtual

    Para poder utilizar una tarjeta de débito virtual debe estar conectada al Apple Pay, Google Pay o similar del teléfono móvil, o también se puede utilizar mediante la app de la entidad financiera.

    Normalmente, cuando haces una compra online el vendedor te ofrece la opción de pagar con alguna de estas aplicaciones o bien introduciendo los datos de la tarjeta. Si utilizas esta segunda opción, la operativa es prácticamente igual que si se emplea una tarjeta física: hay que rellenar los campos con el número de tarjeta, la fecha de caducidad y el CVV.

    Si se utiliza en un establecimiento físico, deberás acercar tu teléfono móvil al lector una vez hayas seleccionado la tarjeta que decidas dentro de tu wallet.

    Y si vas a retirar dinero de un cajero automático es necesario que disponga de “contactless”.

    Comisiones y gastos de las tarjetas de débito virtuales

    No se puede establecer una regla general sobre a cuánto ascienden los gastos que conlleva tener una tarjeta de débito virtual. Habrá que estar a las condiciones que establecen las distintas entidades que las emiten. Eso sí, en principio no tienen por qué variar mucho respecto lo establecido para las tarjetas físicas.

    Para poder comparar la diferencia de coste entre las distintas opciones que ofrece el mercado debes fijarte en:

    • La comisión de emisión
    • La comisión de mantenimiento
    • La comisión de recarga (en caso de prepago)

    En un buen número de casos, todas o algunas de estas partidas serán gratuitas y en otros tendrán un coste. Por otra parte, cuando no son gratis, tanto la comisión de emisión como la de mantenimiento suelen consistir en un importe fijo mientras que la de recarga se suele expresar en un porcentaje del montante.

    Ventajas de las tarjetas de débito virtuales

    Algunas ventajas de las tarjetas de débito virtuales son las siguientes:

    Mayor seguridad
    Al no tener formato físico es muy improbable que se puedan clonar, perder o robar. Además, a la menor sospecha de uso indebido o fraudulento, es muy rápido y sencillo desactivarlas y activarlas a través de la app de la entidad financiera.
    Por otra parte, no se entrega a nadie a la hora de hacer el pago, con lo que no existe posibilidad de que otra persona pueda obtener sus datos y utilizarla.

    Mayor comodidad
    Al utilizarla con el teléfono móvil, no es necesario llevarla encima ni estar pendiente de no olvidarla.

    De obtención más rápida
    Su obtención es más rápida que la de las tarjetas físicas que, normalmente, tardan unos días en llegar por correo. Las virtuales se suelen descargar y activar de forma inmediata, lo que permite utilizarlas mucho antes.

    Cómo obtener una tarjeta de débito virtual

    Al tratarse de una tarjeta de débito debe estar asociada a una cuenta corriente, por lo tanto para obtenerla deberás seguir los pasos previstos por la entidad financiera.

    Normalmente, suele tratarse de un procedimiento sencillo que se puede llevar a cabo de forma online y que permite disponer de la tarjeta en poco tiempo.

    También se activa y desactiva a través de la app del banco o institución financiera.

    Preguntas frecuentes

    En lo que llevamos de artículo ya hemos contestado a las dudas más frecuentes que surgen sobre las tarjetas de débito virtuales, pero reunimos aquí las respuestas de forma directa y a modo de resumen:

    Cuánto cuesta una tarjeta virtual

    Los gastos que conllevan habitualmente: son la comisión de emisión (al contratarla), la de mantenimiento (suele ser un importe anual) y la de recarga de saldo, para las tarjetas de prepago.
    Pero su importe varía de una entidad a otra, por lo que no existe un regla general en este sentido. De hecho hay algunas compañías que no cobran nada por algunos de estos conceptos y otras incluso que son completamente gratuitas.

    ¿Las hay gratis?

    Sí. Las hay totalmente gratuitas. Solo tienes que investigar un poco en las distintas opciones que ofrece el mercado y verás cuáles son.

    ¿Se pueden utilizar para sacar dinero en un cajero automático?

    Con las tarjetas de débito virtuales se puede sacar dinero en los cajeros automáticos siempre que estos cuenten con un dispositivo “contactless”.

    Tarjeta de débito Visa virtual

    Qué es una tarjeta Visa

    Visa es una multinacional que ofrece a los bancos o entidades financieras la posibilidad de emitir tarjetas de su marca. Se dedica a la intermediación en los pagos, es decir, pone en contacto al emisor de la tarjeta con los comercios que las aceptan y garantiza que las operaciones que se realicen se van a llevar a cabo efectivamente.

    Si un banco emitiera una tarjeta propia solo podría utilizarse en los negocios que la admitieran específicamente, sin embargo, al proporcionar una tarjeta Visa su uso está ya permitido en gran parte de los comercios y empresas (como también ocurre con Mastercard o American Express, por ejemplo)

    Qué es una tarjeta de débito Visa virtual

    Teniendo en cuenta lo que hemos explicado que es una tarjeta virtual, de débito y Visa:

    Una tarjeta de débito Visa virtual es aquella que teniendo un formato online permite hacer pagos en los establecimientos autorizados y retirar dinero de la red de cajeros habilitados, que implica la realización del cargo de forma instantánea en la cuenta corriente a la que debe estar vinculada y siendo la empresa Visa la que garantiza que las operaciones se llevarán a cabo efectivamente.

    No tiene, por tanto, ninguna forma física y requiere de la existencia de saldo en la cuenta corriente para poder operar con ella.

    Dónde puedo usar la tarjeta Visa de débito virtual

    Las tarjetas Visa son las de uso más extendido a nivel mundial: se pueden utilizar en una red formada por más de 2.000.000 de cajeros automáticos y está admitida en más de 46.000.000 millones de establecimientos.

    En concreto, si la tarjeta Visa es virtual (de débito o no) se puede operar solo en aquellos cajeros automáticos que cuentan con “contactless”, igual que ocurre con todas las tarjetas virtuales.

    Por lo demás, son operativas 24 horas al día, 7 días a la semana y se pueden utilizar en cualquiera de los establecimientos que admitan Visa así como en la inmensa mayoría de negocios online.

    Ventajas de la tarjeta de débito Visa virtual

    Además de las ventajas propias de las tarjetas virtuales que ya hemos señalado más arriba, el gran beneficio que aporta el que se trate de una tarjeta Visa consiste en que al ser las de uso más extendido se admiten en numerosos negocios online y físicos repartidos casi por todo el mundo.

    Tarjetas de débito virtuales para empleados: por qué interesa a tu empresa

    Cuando los empleados hacen pagos por cuenta de la empresa lo más cómodo, práctico y económico es hacerlo mediante las tarjetas de empresa Visa. Y con Payhawk puedes emitirlas, tanto físicas como virtuales.

    Decimos que trabajar de esta manera es cómodo porque los empleados podrán realizar pagos en casi todo el mundo sin necesidad de manejar efectivo y la empresa podrá ajustar las políticas de gastos y establecer o modificar límites de pago de forma rápida y sencilla.

    Es práctico, porque al estar integradas en un programa de gestión de gastos los responsables financieros dispondrán de la información a tiempo real, con lo que el control de los fondos se puede llevar a cabo de una forma mucho más eficiente.

    Y es económico porque su utilización supone un importante ahorro de dinero al tener que destinar mucho menos tiempo a la conciliación de datos, la elaboración de informes y contabilización de los gastos.

    El uso de este tipo de tarjetas es solo una parte de las funcionalidades de Payhawk. Solicita una demo gratuita con nuestros especialistas y conoce nuestro producto sin compromiso.

    Eva Zamora - Redactora de contenidos freelance en la sucursal española de Payhawk. Está especializada en contabilidad.
    Eva Zamora
    Redactora de Contenidos
    LinkedIn

    Después de años asesorando a empresas, Eva descubrió su pasión por el SEO y la fusionó con su amor por la escritura. Es una de las mejores redactora SEO especializada en finanzas corporativas.

    Ver todos los artículos de Eva →
    20 jun 2024

    Loading...

    20 jun 2024

    Loading...

    20 jun 2024

    Loading...