4 ago 2023
3 mins

IVA a compensar y a devolver: todas las dudas resueltas

Iva a devolver o compensar
Resumen

En Payhawk, ofrecemos soluciones innovadoras para gestionar el IVA a compensar o devolver en tu empresa, simplificando un proceso que a menudo resulta complicado. Cuando el IVA deducible supera al repercutido, se crea un saldo favorable para la empresa. Este saldo puede utilizarse para reducir futuros pagos de IVA o, en ciertos casos, solicitar su devolución. Nuestra plataforma hace más sencillo este proceso, garantizando el cumplimiento de las normativas y optimizando la gestión fiscal. Con herramientas avanzadas como la captura automática de datos de facturas y las tarjetas de gasto para empleados, Payhawk se convierte en un aliado clave en la administración eficiente del IVA, ayudando a maximizar la recuperación de este impuesto para tu negocio.

Índice

    IVA a compensar ¿qué significa?

    Un resultado de IVA negativo o a compensar significa que la empresa tiene un saldo a su favor por este impuesto y que se ha producido a consecuencia de haber deducido un importe de IVA superior al que ha repercutido.

    Esta cantidad:

    1.- Se puede descontar en las siguientes liquidaciones minorando así el resultado a pagar o, en su caso, aumentando el resultado negativo.

    Por ejemplo:

    Los datos del primer trimestre son los siguientes:

    • IVA repercutido: 5.000 euros
    • IVA deducible: 7.000 euros.

    Y los del segundo:

    • IVA repercutido: 10.000
    • IVA deducible: 3.000

    El resultado de cada declaración será:

    • Primer trimestre: -2.000 euros (5.000 - 7.000), esto es, IVA a compensar por importe de 2.000 euros.
    • Segundo trimestre: 5.000 euros a pagar, resultado de restar al repercutido el deducible y el que traía a compensar del primer trimestre (10.000 - 3.000 - 2.000).

    Si el deducible de este segundo trimestre hubiera sido de 11.000 euros, el resultado de la liquidación habría sido de -3.000 euros o, lo que es lo mismo, 3.000 euros de IVA a compensar (10.000 - 11.000 - 2.000).

    2.- Se puede solicitar su devolución en la forma y plazos que veremos más adelante.

    Recupera el IVA soportado de los recibos automáticamente

    IVA a compensar en el modelo 303

    En el modelo 303 el resultado a compensar se consigna al final de la declaración, en la parte de la izquierda, en un recuadro que se titula “compensación”.

    En concreto, en la casilla 72, en la que figura una leyenda que viene a decir lo siguiente: si el importe de la casilla 71 es negativo, consigne aquí el importe a compensar.

    Tal vez también te interese:

    Cuándo devuelve hacienda el IVA a compensar

    Hacienda devuelve el IVA a compensar cuando se solicite la devolución del mismo en los términos que veremos a continuación.

    Al margen del ingreso del dinero en cuenta que implica la devolución por parte de Hacienda, el IVA a compensar también se puede recuperar restándolo del resultado a pagar de las declaraciones futuras.

    Y así, como hemos visto en el ejemplo de más arriba, si a la empresa le sale a pagar 8.000 euros de IVA, por ejemplo, y tiene 5.000 a compensar puede restarlo en la liquidación y solo tendrá que pagar 3.000, con lo que ya lo habrá recuperado al pagar de menos.

    Como veremos, en algunos casos, esta opción puede ser más interesante que pedir la devolución.

    Caducidad del IVA a compensar

    La ley establece un plazo de cuatro años para compensar el resultado negativo de una liquidación. Este plazo se cuenta desde la fecha de presentación de la declaración que originó el derecho.

    Una vez transcurrido este plazo ya no se pueden compensar las cantidades pendientes pero eso no supone su pérdida sino que se inicia el derecho de solicitar la devolución de las mismas durante otro plazo de cuatro años.

    IVA a devolver

    El IVA devolver es aquel que la AEAT deberá ingresar en la cuenta que la empresa haya designado al solicitar la devolución de este impuesto en tiempo y forma. Tiene lugar cuando el resultado de la declaración es negativo, lo cual se origina:

    • Porque el IVA deducible es superior al soportado.
    • O porque el resultado de sumar el IVA deducible más las cuotas a compensar de períodos anteriores es superior al IVA repercutido.

    Solicitar devolución del IVA negativo

    Cuando el resultado de la declaración es negativo solo se puede solicitar su devolución en la declaración correspondiente al último período del ejercicio.

    Así, las empresas que presentan el modelo 303 trimestral deberán pedirlo en la correspondiente al cuarto trimestre. Y las que lo hacen de forma mensual solo podrán hacerlo en la del mes de diciembre.

    Esta regla general tiene una excepción y es el caso de las empresas que están acogidas al Régimen de Devolución Mensual (REDEME), las cuales presentan las declaraciones de IVA cada mes y pueden solicitar la devolución del resultado negativo en cada una de ellas.

    El plazo para solicitar la devolución del IVA es de cuatro años a contar desde que caduca el de compensación. Es decir, la empresa podrá solicitar la devolución del resultado negativo de la última declaración del año o dejarla a compensar. Para esto último cuenta con solo cuatro años pero si han transcurrido y no lo ha compensado dispone de otros cuatro para solicitar la devolución.

    El hecho de que este plazo se “añada” al establecido para la compensación se debe a la interpretación que de la norma ha hecho la jurisprudencia en diferentes sentencias pero en muchos casos la Administración entiende que el inicial de cuatro años es tanto para la compensación como para la devolución.

    IVA a devolver en el modelo 303

    En el modelo 303 el resultado a devolver se consigna al final de la declaración, en la parte de la izquierda, en un recuadro que se titula “devolución”.

    En él hay que cumplimentar los datos de la cuenta bancaria de la empresa en la que se desea que se haga el ingreso y en la casilla número 73 debe constar el importe. La leyenda que encabeza este apartado es “manifiesto a esa Delegación que el importe a devolver reseñado me sea abonado mediante transferencia bancaria a la cuenta indicada de la que soy titular”.

    Cuándo devuelve hacienda el IVA a devolver

    Desde que se solicita la devolución del IVA hasta que esta tiene lugar pasa algún tiempo. En algunos casos la Administración tarda unos tres meses y en otros puede tardar hasta seis. También se puede producir en un plazo menor o mayor que los señalados pero no es lo habitual.

    No pierdas IVA a tu favor por no tener los justificantes adecuados.

    IVA a compensar o a devolver ¿cuál interesa más?

    No existe una regla universal que determine si lo mejor es dejar el IVA negativo a compensar en futuras declaraciones o solicitar su devolución.

    Lo que genera más incertidumbre es el no saber cuándo exactamente se va a recibir el dinero en caso de devolución y esto hace que, a priori, ambas opciones tengan ventajas e inconvenientes:

    Ventajas e inconvenientes de cada opción

    El decidir entre IVA a compensar e IVA a devolver solo se produce en la última declaración del año porque, como hemos dicho, en las anteriores el resultado negativo solo puede ser a compensar (salvo en el caso de empresas acogidas al REDEME).

    Es en ese momento cuando hay que valorar las distintas ventajas e inconvenientes:

    1.- IVA a devolver

    Solicitar la devolución tiene la ventaja de recibir el dinero en la cuenta corriente y poder disponer de él en unos meses. El inconveniente principal es que al no saber cuándo se va a recibir puede darse el caso (que ocurre con bastante frecuencia) que antes de recibir su importe haya que pagar en la primera declaración del ejercicio siguiente, cosa que se evitaría si se optara por la compensación.

    Por ejemplo: en enero solicitamos la devolución y la declaración que se presenta en abril sale a pagar y aún no se ha hecho efectivo el ingreso.

    Por otra parte, la Agencia Tributaria suele hacer más comprobaciones cuando se solicita la devolución, tanto de Libros Registro como de las facturas propiamente dichas. (Payhawk te puede ayudar a la hora de evitar la comisión de errores).

    2.- IVA a compensar

    Básicamente conlleva dos ventajas: por un lado, está el hecho de que en muchos casos el importe se recupera más rápido que si se pide la devolución, aunque sea pagando de menos en las futuras declaraciones. Y por otro, son menos frecuentes las comprobaciones por parte de Hacienda.

    El inconveniente es que si el resultado a pagar en las siguientes declaraciones es pequeño o negativo la recuperación del importe puede alargarse mucho en el tiempo.

    Cuándo interesa dejarlo a compensar y cuándo solicitar la devolución

    Cada empresa tendrá que barajar los pros y los contras para tomar la decisión pero hay una serie de casos en los que, en principio, interesa más una opción que otra. A continuación tienes algunos.

    Interesa pedir la devolución:

    • Cuando el resultado de las declaraciones suele ser negativo.
    • Cuando el resultado negativo de la declaración es excepcionalmente alto (por ejemplo, porque se han hecho inversiones importantes y puntuales en inmovilizado) y se tardaría mucho en recuperarlo por la vía de la compensación.
    • Cuando se prevé que en las siguientes declaraciones el resultado a pagar va a ser pequeño y se va a tardar mucho tiempo en recuperar el importe por la vía de la compensación.

    Interesa dejar el IVA a compensar:

    • Cuando se tiene la certeza de que la siguiente o siguientes declaraciones van a dar un resultado a pagar lo suficientemente alto como para que se pueda restar el importe a compensar.
    • Cuando el resultado habitual de las liquidaciones es a pagar.
    • Cuando se han cometido errores en las declaraciones anteriores.

    Preguntas frecuentes

    Aunque las cuestiones que vienen a continuación han quedado más o menos resueltas a lo largo del artículo, aquí las contestamos de manera directa y concisa por si así te resulta más útil.

    Cuándo se puede compensar el IVA

    El resultado negativo de una declaración de IVA se puede compensar en las siguientes siempre que no hayan transcurrido cuatro años desde que se originó.

    Qué significa compensar en el modelo 303

    En el modelo 303, el término compensar se utiliza en dos momentos diferentes:

    1.- Cuando el resultado de la liquidación ha sido negativo y no se pide la devolución del importe sino que se opta por compensarlo en declaraciones futuras.

    2.- Cuando del resultado de la liquidación se resta es importe negativo que surgió de otra liquidación anterior, minorando así la cantidad a pagar (se está compensando).

    Tengo IVA negativo al cierre del ejercicio, ¿pido la devolución o lo dejo a compensar?

    Elegir una u otra opción va a depender de la situación de la empresa.

    Como norma general conviene pedir la devolución cuando el resultado del modelo 303 suele ser negativo, cuando se prevé que la siguiente o siguientes declaraciones van a salir un importe a pagar tan pequeño que no va a ser posible recuperarlo si se deja a compensar o cuando la cantidad a favor de la empresa es excepcionalmente alta y difícil de recuperar vía compensación.

    Por otra parte, normalmente conviene más dejarlo a compensar cuando el resultado habitual de las declaraciones es a pagar, cuando se han cometido errores en las declaraciones anteriores (para evitar que Hacienda los descubra en caso de comprobación) o cuando se prevé que la siguiente declaración va a dar un resultado a pagar lo suficientemente alto como para recuperar el importe.

    Y si doy de baja la actividad en el segundo trimestre, por ejemplo, ¿qué pasa con el IVA a compensar?

    Al dar de baja la actividad termina la obligación de presentar declaraciones trimestrales (o mensuales, si es el caso) pero no anuales. Es decir, si la empresa, por ejemplo, se da de baja el 31 de marzo ya no tendrá que presentar los modelos correspondientes al tercer y cuarto trimestre pero sí que tendrá que entregar el resúmen anual de IVA (modelo 390) en enero del año siguiente.

    Pues bien, si quiere solicitar la devolución del IVA que quedó a compensar en el último 303 liquidado deberá presentar el correspondiente al cuarto trimestre y solicitar ahí la devolución.

    Tal circunstancia figurará también en el modelo 390.

    Con Payhawk el IVA a compensar o a devolver de tu empresa será mayor

    Uno de los escollos más habituales con los que se encuentra la empresa a la hora de deducir el IVA soportado en su actividad es la necesidad de contar con todas las facturas y que estas, además, contengan todos los requisitos formales que establece la normativa: algunas se pierden o no se llegan a pedir, otras no están completas, también hay justificantes que no son facturas propiamente dichas, etc.

    Para que esto no ocurra Payhawk te ofrece dos importantes utilidades:

    1.- La posibilidad de capturar los datos de los justificantes con una simple foto e incluirla en el sistema de inmediato. El departamento financiero podrá comprobar, en cualquier momento, que cumple los requisitos necesarios para la deducibilidad del IVA.

    2.- Las tarjetas de gastos para empleados, que permitirán llevar a cabo un control exhaustivo del destino de los fondos y a tiempo real si se desea.

    Esta es una pequeña muestra de lo que Payhawk puede hacer por tu empresa. Solicita una demo con nuestros expertos y ellos están encantados de explicarte todas la funcionalidades y los beneficios que puedes conseguir con ellas.

    Eva Zamora - Redactora de contenidos freelance en la sucursal española de Payhawk. Está especializada en contabilidad.
    Eva Zamora
    Redactora de Contenidos
    LinkedIn

    Después de años asesorando a empresas, Eva descubrió su pasión por el SEO y la fusionó con su amor por la escritura. Es una de las mejores redactora SEO especializada en finanzas corporativas.

    Ver todos los artículos de Eva →
    15 jul 2024

    Loading...

    15 jul 2024

    Loading...

    15 jul 2024

    Loading...